Weeds (Review): Una serie gamberra que va más allá del ‘se deja ver’

Antes de nada, aquí está mi ranking de series, para que sirva como referencia a la hora de valorar lo que voy a contar a continuación.

Sirva este post como análisis post-mortem de una serie diferente, entretenida, que no es del top 5, ni es sobresaliente, pero es suficientemente buena como para haberla seguido con ganas a lo largo de 8 años (la serie más larga emitida en ShowTime hasta el momento), y  de la que añoraré la emoción que me producía al empezar una nueva temporada después de un año entero de sequía de las aventuras de la familia Botwin.

 

 

Acabo de terminar de ver el último episodio de la serie, que se emitió en USA el pasado 16 de septiembre (de 2012), pero no por eso es un análisis en caliente y sin meditación, ya que llevo ya tiempo con una impresión formada sobre qué me parece esta serie, impresión que no ha cambiado en los últimos meses.

 

El argumento

No pongo spoilers para no destripar nada a nadie, por si alguien se anima con ella: La serie empieza con una ama de casa de clase media americana, madre de dos hijos a la que se le muere el marido de repente por un ataque al corazón, y que ve como su mundo se desmorona ante sus narices al perder el sustento económico y moral de su esposo.

Incapaz de conseguir un trabajo que sustente las deudas que tienen, en pocos días los impagos se le echan encima y amenazan con arrancar a toda la familia de su posición acomodada y mandarla de una patada al infierno de la clase baja.

Ante esta situación, la protagonista intenta conseguir dinero rápido trapicheando con marihuana en el vecindario.

Hasta aquí la mitad del primer episodio….a partir de ahí, la serie entera cuenta las aventuras y desventuras de la protagonista, su familia, y los allegados de toda índole con los que se relaciona.

La historia narra la transformación que sufre la familia Botwin al pasar de un chanchulleo para salir del paso, a disfrutar con el estilo de vida más chungo de los traficantes, y como pierden el control de sus vidas al entrar en un mundo del que ni pueden ni realmente quieren salir.

 

Los personajes

Llegué a esta serie gracias a la actriz protagonista, Mary-Louise Parker, que empezó este show tras pasar de manera nada desapercibida por El Ala Oeste de la Casa Blanca.

El papel de esta actriz en una y otra serie tiene mucho en común, interpretando a una mujer con caracter, feminista e independiente, aunque irremediablemente atada a los hombres de los que se enamora. Es sin duda el pilar en torno al cual gira toda la serie, y es que no deja de ser la Vito Corleone, la Tony Soprano…la Tony Montana de la marihuana (a modo de huevo de pascua comentar que en los últimos minutos de la serie, uno de sus hijos se disfraza de Scarface).

A parte de la protagonista, en esta serie hay personajes secundarios, terciarios, cuaternarios, y más!.

Algunos van y vienen, aparecen y desaparecen cual Guadiana…Otros ocupan una posición importante durante unas temporadas y luego se diluyen, algunos aparecen cual ave fénix en la última temporada, y otros, unos pocos, se mantienen todas las temporadas.

Estos últimos son principalmente, los hijos de de la protagonista y … no lo desvelo más para no [SPOILEAR] el post. Lo que si que puedo decir es que los personajes que se quedan toda la serie, tienen una característica común, y es que cual afectados por el Síndrome de Asperger, dicen lo que piensan en todo momento.

Es más, aquellos que llegan al final de la serie, son quienes deciden vivir según lo que piensan en cada momento, sin preocuparse de las consecuencias, normas sociales, y otras limitaciones socialmente auto-impuestas….lo que viene a ser unos caraduras, gamberros y pasados de vueltas de tomo y lomo!

Si bien es cierto que en alguna ocasión pecan de mal gusto y rozan lo grosero, precisamente esa capacidad de hacer y decir lo que les venga en gana, es lo que hace que nos encariñemos con ellos. Y es que estoy seguro que a todos en más de una ocasión nos gustaría poder obviar las ataduras sociales e imitarles en ese ejercicio de libertad individual y que salga el sol por Antequera!

 

Las temporadas y sus audiencias

Ocho temporadas, no es moco de pavo, es señal de que algo ha habido que ha gustado al público. De hecho, Weeds ha sido el gran éxito de los últimos años de ShowTime junto con Dexter.

Ya en su primera temporada, Weeds consiguió el ratio de audiencia más alto de la cadena hasta ese momento, y llegó a su máximo en el estreno de la cuarta temporada, donde alcanzó los 1,3 millones de espectadores.

Además, las audiencias de las diferentes temporadas, mantienen un peculiar record, y es que hasta la séptima temporada, siempre han crecido. En la séptima la cosa se estancó y ha pinchado un poco en la última.

De las ocho temporadas, las cuatro primera son las mejores con diferencia, con momentos brillantes, escenas hilarantes, y hanglifters muy bien estudiados.

No obstante, la quinta y sexta temporada adolecen en los guiones de unos personajes que se han hiperbolizado demasiado y sufren los efectos de una historia que ha acelerado tanto que ha perdido el control y ahora no hay quien sea capaz de controlar la inercia que tiene acumulada.

Pero merece la pena aguantar (cosa que no es ningún suplicio, porque si se ven las primeras cuatro temporadas, se coge tal cariño a los actores que es difícil dejarla de lado) y es que, por suerte para los que hemos disfrutado de esta serie, la cadena decidió apostar por dos temporadas más que han permitido reconducir la historia y cerrarla de forma creíble, al menos dentro del universo weeds;).

 

El review

En la wikipedia pone que la serie está inspirada en otras series del mundo del crimen como The Shield o Los Sopranos, en el sentido de que el protagonista es una especie de antihéroe que mantiene no obstante un cierto código moral.

Si bien esto es cierto, no creo que sea la forma de describir esta serie, y es que yo definiría Weeds como un ejercicio moderno de esperpento teatral, con sus personajes de personalidad y actitud deformada por la marihuana (que hace el papel de espejo deformante), en una sociedad moderna  pero de creencias y actitudes muy similares a las del madrid de comienzos del siglo pasado, y cuyas historias, en lugar de transcurrir en los castizos bares de nuestra capital, se desarrollan en las soleadas tierras de California.

Una serie sin duda recomendable para ver sin más pretensiones que dejarse engatusar por el descaro de los personajes, lo absurdo de las situaciones y lo imposible de los desenlaces.

Por último comentar que el final me ha gustado. Los guionistas han dirigido casi toda la última temporada a darle un cierre valleinclanescamente feliz, que deja un buen sabor en boca.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
Weeds (Review): Una serie gamberra que va más allá del 'se deja ver', 4.0 out of 5 based on 1 rating

Una respuesta a Weeds (Review): Una serie gamberra que va más allá del ‘se deja ver’

  1. […] ante el nuevo producto televisivo de Jenji Kohan, conocida por también la creadora de la exitosa Weeds. Podríamos definir Orange is the new Black como una versión moderna y en femenino de OZ (serie […]

Deja un comentario